Síguenos en

EQUIPOS PARA BAÑO TURCO

El baño TURCO es una forma de reconfortar el cuerpo a través de un baño de vapor gratificante, teniendo como fuente un generador de vapor generalmente construido en su parte interna en acero inoxidable e instalado en un cuarto normalmente enchapado en cerámica. Este equipo convierte el agua en vapor, permitiendo a quien recibe este tratamiento un equilibrio entre el cuerpo y la mente, una sensación de confort y múltiples beneficios para su cuerpo. Al igual que la sauna, el baño turco se sirve del calor para producir beneficios en el cuerpo, pero en este caso el calor suministrado es a través de calor húmedo, con vapor de agua.

Beneficios:

  • El calor acelera las funciones metabólicas, aumentando la respiración, la frecuencia cardiaca y estimulando por tanto el sistema nervioso y hormonal.
  • El vapor produce una equilibrada dilatación de los poros, que elimina toxinas e impurezas.
  • Al dilatarse los poros y entrar el vapor de agua se produce una limpieza de la piel, quedando suave.
  • Al humidificarse las vías aéreas se produce un efecto expectorante, útil en situaciones de resfriado, tos, sinusitis y otras afecciones del sistema respiratorio.
  • El sistema cardio-respiratorio aumenta su capacidad de intercambio de oxígeno y ventilación, produciéndose beneficios en los procesos de recuperación de esfuerzo.
  • Influye en la limpieza de los genitales femeninos y alivia los síntomas de la menstruación por la acción del calor.
  • Indicado para adolescentes con problemas de acné al limpiar los poros en profundidad.
  • También útil antes del afeitado al suavizar la piel.
  • Es menos estresante para el organismo que la sauna, tiene más efecto de relax, aunque al inicio hay que acostumbrarse a la sensación de agobio que produce el respirar aire tan saturado de vapor de agua.
  • Al igual que la sauna, se alterna con baños de agua fría y con la peculiaridad que también se suelen introducir sesiones de masaje, de ahí el efecto aún más relajante.

El equipo para baño SAUNA es un dispositivo que pertenece al grupo de los llamados baños de calor de inmersión total y donde se expone el cuerpo a una temperatura superior a la normal para provocar la puesta en marcha de sus mecanismos termorreguladores. Cuando se realiza un “baño de inmersión”, lo que se hace es someter todo el cuerpo a la acción del calor y el aire caliente (no vapor) para poder beneficiar distintos órganos tales como pulmones, piel, entre otros.

ALGUNOS BENEFICIOS DEL SAUNA

Ejercita el sistema cardiovascular. La alta temperatura hace que aumente el metabolismo muscular y vigoriza el corazón gracias a que el calor dilata los vasos capilares e incrementa el ritmo cardíaco.

Elimina toxinas. Abre los poros y contribuye a limpiar la piel de impurezas. A través de la sudoración, el organismo elimina, entre otros “productos de desecho”, metales pesados (plomo, mercurio, zinc, níquel, cadmio…), alcohol, nicotina y sodio.

Mejora la respiración. Ayuda a despejar las vías respiratorias. Hace más fluida la mucosidad que pueda existir en los bronquios. En caso de catarros o resfriados, después de una sesión se notará una gran mejoría.

[contact-form-7 id=»676″ title=»Formulario de contacto 1″]